"El peor día de viaje es mejor que el mejor día de trabajo" Sharyn y Tim Nielsen (pareja que lleva 20 años viajando)

5.000 jóvenes asesinados por el ejército en Colombia en la última década

Melissa Silva Franco |lavanguardia.com

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia confirmó la condena de 53 años de prisión impuesta a cinco militares por el caso conocido como  ‘falsos positivos’ en Colombia. Dos altos mandos y tres soldados profesionales fueron sentenciados por cometer el homicidio de Fair Leonardo Porras, uno de los 5.000 jóvenes que han sido ejecutados extrajudicialmente en Colombia durante la última década.

Asociación Madres de Soacha

Asociación Madres de Soacha

El 8 de enero de 2008, Fair Leonardo, que sufría de síndrome de Down, salió de su casa para ayudar a un vecino a trabajar, pero nunca más volvió. Esto ocurrió en Soacha, una localidad al sur de Bogotá donde más de 800.000 personas viven en condiciones de pobreza. A los ocho meses, su cuerpo fue encontrado en una fosa común a cientos de kilómetros, en el Norte de Santander. El joven de 26 años había recibido más de 13 disparos y su cuerpo presentaba claros signos de tortura. El ejército aseguró que cumplía funciones como jefe guerrillero, y que había resultado abatido en un enfrentamiento contra las Fuerzas Armadas de Colombia.

Su madre no creyó ni por un minuto la versión oficial. “El examen forense reveló que había muerto cuatro días después de desaparecer de casa, es imposible que en tan poco tiempo se convirtiera en un jefe paramilitar, es algo descabellado”.

Por ahora el caso de Luz Marina es el único que cuenta con una sentencia firme y abre camino a la justicia.

Las pruebas

El expediente del caso revela que Fair Leonardo fue llevado el 8 de enero de 2008 desde Soacha a Bogotá, y al día siguiente hacia Ocaña (Norte de Santander) por Alexander Carretero, quien se dedicaba a reclutar jóvenes para las Fuerzas del Ejército.  Al día siguiente, Fair Leonardo fue llevado en un camión militar hasta una zona rural de Ocaña, donde a las pocas horas fue reportada su muerte como guerrillero en combate. El cuerpo fue hallado con un arma de fuego en la mano derecha. Una prueba que permitió a la defensa demostrar su inocencia ya que éste era zurdo y debido a su discapacidad no podía manejar objetos con su brazo derecho.

Una condena peculiar

La defensa denunció que los cinco militares pagan sus condenas en recintos militares, además de mantener sus rangos como fuerza pública y gozar de ciertas libertades. Una situación que quedó demostrada con la fuga de uno de los cinco militares sentenciados. A finales de junio, su compañera sentimental llamó a la policía para denunciar violencia física y amenazas por parte del soldado.

(Fragmento)


Fuente,  lavanguardia.com:    http://www.lavanguardia.com/internacional/20140722/54412102114/las-madres-de-soacha-logran-su-primera-victoria.html

Deja un comentario