"Las máquinas asumen cada vez más funciones y actividades humanas, cuando las hayan asumido todas, sobraremos" Andrés Herrero

Científico de Merck admite la presencia de virus de SIDA, SV40 y cáncer, en vacunas

Natural News|2/05/2015

eiobaplUno de los expertos en vacunas más reputados de Laboratorios Merck, el Dr. Maurice Hilleman, admite abiertamente en una grabación que las vacunas que administraban estaban contaminadas con leucemia y virus de cáncer.  Algo que a sus colegas les parece muy divertido, y responden que como estas vacunas son primero probadas en Rusia, ayudarán a Estados Unidos a ganar las olimpiadas porque los atletas rusos estarán “llenos de tumores”.

El Dr. Maurice Hilleman, Jefe de la División de Vacunas de la Compañía Farmacéutica Merck, no podía ni imaginar que estas declaraciones suyas serían ampliamente difundidas a través de internet, porque la red ni siquiera existía cuando él las realizó, y probablemente pensó que permanecerían en secreto para siempre.

Cuando se le preguntó por qué no las publicaba la prensa, respondió, “obviamente no salen, porque son asuntos científicos dentro de la comunidad científica”.

Transcripción de la entrevista en audio con el Dr. Maurice Hilleman.

Presentador: Entre los descubrimientos que usted hizo en Merck, están las vacunas de la papera, rubeola y sarampión…

Dr. Maurice Hilleman: Pienso que las vacunas deben ser consideradas como la tecnología de oportunidad para el siglo 20.

Dr. Edward Shorter: Dígame ahora cómo usted encontró la vacuna de polio y su relación con el virus SV40.

Dr Maurice Hilleman: Yo fui a Merck a desarrollar vacunas, y teníamos monos con virus salvajes en aquellos días…  Después de 6 meses me di por vencido y dije que no podía desarrollar vacunas con esos condenados monos, que habíamos terminado y que si no podía hacer algo iba a renunciar. Así que fui a ver a Bill Mann en el zoológico en Washington D. C. y le dije a Bill Mann, “Mira, tengo un problema y no se que demonios hacer”. Bill Mann es un tipo muy brillante. Él me dijo, ve y obtén tus monos limpios de África Occidental, los traes en avión a Filadelfia y los recoges. Así que trajimos monos verdes africanos sin saber que estábamos importando el virus del SIDA en ese momento.

Se escuchan varias voces en el fondo… (risas) …  así que fuiste tú el que introdujo el virus del SIDA al país… ¡Ahora sabemos (más risas)… la verdadera historia! (risas)… qué no sería capaz de hacer Merck por desarrollar una vacuna! (risas)

Dr Maurice Hilleman: Así que trajimos esos monos verdes que no tenían virus salvajes…

Dr. Edward Shorter: Espere, ¿por qué los monos verdes  que vinieron de Áfricano no tenían virus salvajes?

Dr Maurice Hilleman: (…) porque ellos no estaban siendo infectados con 40 virus diferentes…

Dr. Edward Shorter: … pero ellos tendrían los que habían traído de la jungla…

Dr. Maurice Hilleman: Si, tenían esos, pero eran relativamente pocos, con lo que usted tiene un grupo de colonias y va tener una transmisión epidémica de la infección en un espacio reducido. De todas formas, los monos verdes llegaron y ahora tenemos estos y estamos tomando cuidado para limpiarlos, y Dios sabe que estoy descubriendo nuevos virus. Bueno, tuve una invitación de la Fundación Hermana Kinney para que diera una charla en la reunión de la Fundación Hermana Kinney y vi que era una reunión internacional y pensé, ¿de qué voy a hablar?… Les hablaré de la detección de virus no detectables como tema. Así que debo tener algo (risas), porque eso va a atraer la atención. Y caramba, pensé que ese condenado SV40, quiero decir, ese condenado agente vaculante, voy a coger a ese en particular, tiene que estar en las vacunas de Sabin así que rápidamente lo probé, (risas), y por supuesto estaba ahí.

Dr Edward Shorter: … entonces usted solo tomó de los estantes reservas de las vacunas de Sabin aquí en Merck … con las que se estaban haciendo pruebas masivas de campo…

Dr. Maurice Hilleman: … en Rusia. Así que bajé,  le comenté acerca de la detección de virus no detectables y le dije a Albert Sabin, “oye Albert sabes que tú y yo somos buenos amigos, pero voy a ir allá y te vas a enojar. Voy a hablar sobre el virus que está en tu vacuna. Te vas a deshacer del virus ya, no te preocupes por eso…”

Dr. Edward Shorter: ¿Qué repondió él?

Dr. Maurice Hilleman: Bueno, él básicamente dijo que esto era otro inconveniente más que iba a perjudicar  las vacunas. Le dije “bueno, tú sabes, estás absolutamente en lo correcto, pero tenemos una nueva etapa aquí de detección y lo importante es deshacerse de esos virus”.

Dr Edward Shorter: ¿Por qué él lo consideró un inconveniente, si era un virus que estaba contaminando las vacunas?

Dr. Maurice Hilleman: … bueno, es que hay 40 virus diferentes en esas vacunas que estábamos inactivando… La vacuna de la fiebre amarilla tenía el virus de la leucemia en ella.  Por eso le dije, “te diré que tengo la sensación en mis huesos de que este virus es diferente, no sé por qué te digo esto pero yo… pienso que este virus tendrá efecto a largo plazo”. Y él dijo ¿qué? Y le respondí “cáncer”. (Risas) Le dije, Albert, tú probablemente pienses que estoy loco, pero tengo esa sensación. Bueno, entre tanto tomamos este virus y se lo pusimos a los monos y a hamsters. Así que tuvimos esa reunión y ese fue el tema del día y las bromas que circulaban por ahí eran que “ahora, caramba, ganaríamos las olimapiadas porque los rusos estarían todos llenos de tumores”. (Risas). Aquí era donde la vacuna estaba siendo probada, así que realmente se destruyó la reunión…

Dr Edward Shorter: ¿Por qué nada de esto salió en la prensa?

Dr. Maurice Hilleman: … No tuvimos ningún comunicado de prensa. Obviamente esto no sale, porque es un asunto científico dentro de la comunidad científica… (Broma) Voz de un reportero de noticias… Una victoria histórica sobre una temida enfermedad es descubierta en la Universidad de Michigan. Aquí los científicos entran en una nueva era médica con los informes que prueban que la vacuna de Salk contra la polio es un éxito. Es un día de triunfo para el Dr. Jonas E. Salk de 40 años, su creador que viene  acompañado de Basil O”Connor, jefe de la Fundación Nacional de Parálisis Infantil, que financió las pruebas. Cientos de reporteros y científicos de todo el país se agolpan para el momento del anuncio …

Dr. Albert Sabin: … demasiado show, demasiado Hollywood. Demasiada exageración y la impresión de que el problema se había resuelto…

Dr. Maurice Hilleman: … pero en la fabricación de vacunas estaba ese virus… uno de cada 10.000 no activados… pero fue buena ciencia en ese momento, aunque no se preocupara de los virus salvajes.

Dr. Edward Shorter: Hasta que usted lo descubrió.

Dr. Maurice Hilleman: ...correcto, y 3 ó 4 semanas después de que lo encontramos, aparecieron tumores en los hamsters.

Nota Wikipedia: El SV-40 es un virus con la capacidad de causar tumores, aunque normalmente persiste como una infección latente.  El descubrimiento del SV-40 reveló que entre 1955 y 1963 en torno al 90% de los niños y al 60% de los adultos de EEUU, se les había administrado vacunas contra la polio contaminadas con él.

Comentario Personal: la cuestión que todo esto plantea es si hemos cambiado una epidemia de sarampión por una plaga de cánceres.

(Extracto. Adaptación libre)


Imagen: eioba.pl

Fuentes: http://www.aporrea.org/ddhh/n188661.htm, http://es.wikipedia.org/wiki/Papovirus_SV-40

 

 

Deja un comentario