"El dinero no da la felicidad, pero produce una sensación tan parecida, que solo un especialista notaría la diferencia" Woody Allen

Crítica de José Luis Gavilanes Laso

Al hilo de la hazaña tecnológica de la sonda Curiosity, el vehículo robótico de exploración que ha conseguido llegar al suelo del planeta rojo y levantar eufóricos de sus asientos a los científicos de la Nasa, me vienen a la mente una serie de consideraciones sobre la felicidad que despierta la tecnología. Y lo hago bajo la batuta textual de La felicidad tecnológica: de un capitalismo sin futuro a un futuro sin capitalismo, un libro que recomiendo vivamente.

Cambiando todo lo que haya que cambiar, la marejada tecnológica recuerda el positivismo de principios del siglo pasado, la belle époque que se esfumó bajo la hecatombe de la Primera Guerra Mundial.

Diario de León,  José Luis Gavilanes Laso, 05/09/2012

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.