"Ni siquiera la gente que quiere ir al cielo quiere morir" Steve Jobs

EEUU ha pagado más de 4.000 millones de dólares en indemnizaciones por daños causados por las vacunas

Martin Delgado, Clara Marín, Antonio F. Muro|12/01/2020

Muchos estadounidenses ignoran que existe un Programa Nacional de Compensación de Lesiones por Vacunación (VICP) creado por el Congreso, que hasta finales de 2018 había pagado más de 4.000 mil millones de dólares a niños y adultos que resultaron damnificados o muertos después de serles suministrada alguna.

Apenas se ha prestado atención a estos pagos efectuados por el gobierno para resarcir a las víctimas, dado que éste sostiene que «las vacunas proporcionan grandes beneficios para la salud», y se muestra reacio a mencionar los daños provocadas por ellas, por temor a la publicidad negativa que generaría.

Desde 1989, el VICP ha recibido 20.123 reclamaciones por vacunas, de las cuales ha resuelto 18.000, y de ellas, 6.313 han recibido indemnizaciones a través de acuerdos o sentencias. Se estima que una persona ha sido perjudicada por cada millón de dosis distribuidas en Estados Unidos, a pesar de que no existe un mecanismo fíable para comprobar cuántas lo fueron después de la vacunación, pero nunca se informaron. La mayoría de las reclamaciones han tardado lustros en resolverse y algunas incluso más de una década.

El problema es que el número de peticiones al VICP ha aumentado enormemente en los últimos años. Aproximadamente 1.000 mil millones de dólares (la cuarta parte del total de pagos realizados desde 1989), han sido para víctimas de vacunas administradas en los últimos 4 años, debido quizás a la mayor sensibilización social.

Y eso que apenas el 1% de los casos son denunciados ya que los efectos negativos a menudo aparecen al cabo de muchos años. Uno de los pocos que se han hecho públicos es el de la soldado Theresa Terry Lytle, quien manifestó que «mi esclerosis múltiple comenzó en 1983 cuando sólo tenía 23 años, a los pocos días de recibir la vacuna DTP en el ejército, que sin embargo descartó que fuera esa la causa de mi enfermedad, aunque después se ha comprobado científicamente que sí que puede ocurrir».

Le espera un espinoso camino legal sembrado de dificultades y sinsabores, como el de la madre cuyo hijo sufrió daño cerebral severo tras recibir la vacuna combinada MMR, para el sarampión, las paperas y la rubeola cuando apenas tenía 13 meses de edad, y que finalmente recibirá 100.000 euros de indemnización después de que un tribunal inglés fallara a su favor al cabo de 18 años de lucha. El Departamento de Salud siempre negó que la vacuna fuera la causa de la incapacidad de Robert Fletcher, que no puede hablar, estar de pie o alimentarse, sufre frecuentes ataques epilépticos y requiere ayuda las 24 horas del día.

También también han sido reportadas muertes como resultado de la vacuna contra el el Virus del Papiloma Humano. Investigadores del Instituto Nacional de Cardiología de México analizaron más de 28 estudios publicados hasta enero de 2017 al respecto. En su informe, los autores, Manuel Martínez-Lavin y Luis Amezcua-Guerra, descubrieron evidencias de numerosas discapacidades permanentes, hospitalizaciones y muertes, después de recibir la vacuna bivalente Cervarix de GlaxoSmithKline, y Gardasil de Merck. De hecho, después de celebrar una audiencia pública,  el gobierno de Japón anuló su recomendación de que las niñas la recibieran.

A Erika Carrilero, campeona superdotada de gimnasia rítimica, esta vacuna la condenó a una silla de ruedas de por vida.

El catedrático de Salud Pública de la Universidad de Alicante, el doctor Carlos Álvarez-Dardet ha iniciado una campaña contra la vacunación masiva de niñas contra el virus del papiloma, señalando que «la infección por el virus del papiloma humano (VPH) es frecuentísima, casi el 90% de las mujeres la padecen en algún momento de sus vidas. La causan unos 100 tipos distintos de virus, pero el 70% de las infecciones remiten por sí solas en el plazo de un año, y más del 90% lo hace en dos o tres.

De las que perduran, sólo el 5% progresarán hacia lesiones precancerosas. Los tipos de virus que potencialmente pueden evolucionar hacia un cáncer son unos 15. La vacuna, teóricamente protege contra 2 de ellos que están en el origen del 51% de los cánceres de cérvix en España. Frente al resto de virus no hace nada, y aún así está por ver cuánto cubre y durante cuánto tiempo. Esta vacuna es un fraude».

Al hijo de Luis Gasco «a los tres días de administrarle la vacuna de los 18 meses tuvo una reacción autoinmune que le dejó tetrapléjico», debida a una encefalitis aguda diseminada post-vacunal. A pesar de no ser ningún antivacunas, con la hija que ha tenido después, prefiere correr el riesgo de asumir una varicela o un sarampión antes que una tetraplegia o incluso la muerte. «Una vez y no más«, ha declarado.

El Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea reconoció en junio de 2017 el derecho a recibir una compensación económica a la familia de un hombre que demandó a la farmacéutica Sanofi porque después de serle administradas 3 dosis de vacunas contra la hepatitis B en 1998 y 1999, desarrolló esclerosis múltiple, falleciendo en 2011.

Un problema que afecta a las vacunas es que el aluminio sigue prevaleciendo en su composición, a pesar de la ausencia de pruebas que demuestren la inocuidad de inyectar este metal pesado alas personas. Un estudio reciente encontró los contenidos más altos de aluminio medidos en el cerebro de un ser humano, dentro de los de autistas fallecidas. Otro estudio descubrió que el aluminio no sale del cuerpo cuando se inyecta, sino que en realidad viaja a otros órganos y al cerebro, donde finalmente termina quedándose.

Y también se discute el uso del tiomersal, que contiene mercurio, como conservante en las vacunas para la difteria, tétanos y tosferina (DTP), hepatitis B, rabia, gripe, y meningococos. El Servicio de Salud Pública de EEUU y la Agencia Europea del Medicamento hicieron un llamamiento en 1999 para que se eliminase de las vacunas infantiles lo más rápidamente posible. Antes de 1970 la incidencia del autismo era de 1 cada 2.000 niños, y en la actualidad es de 1 cada 150, aunque en 2004 el Instituto de Medicina Americano (IOM) afirmó que no hay evidencia científica de la relación del tiomersal con el autismo.

Otro ingrediente de las vacunas, el escualeno, se sigue utilizando como coadyuvante para potenciar la respuesta inmunológica del organismo, lo que permite a las empresas reducir la cantidad de antigenos virales necesarios. Pero un informe del año 2000 publicado en el American Journal of Pathology,  señaló que una única inyección de escualeno en ratas, provocó “una inflamación específica de las articulaciones inmunológicamente mediada”, denominada popularmente “artritis reumatoide”. Una patología autoinmune.

El sistema inmune reconoce al escualeno como una molécula que se encuentra de forma natural en el sistema nervioso y en el cerebro. La diferencia entre el escualeno “bueno” y el “malo” es la forma de llegar al interior del cuerpo. Por ejemplo, consumiéndolo por vía oral con el aceite de oliva, o por medio de una inyección que es una ruta anormal de entrada que incita al sistema inmune a atacar a todo el escualeno presente en el cuerpo y no sólo al procedente de la vacuna.

¿Qué tienen que ver estas sustancias tóxicas utilizadas en las vacunas con la prevención de enfermedades? ¿Será por eso que los niños vacunados tienen dos veces y media más probabilidades de sufrir algún trastorno neurológico que los no vacunados, según un estudio financiado en 2007 por la organización Generación Rescue integrada por padres?

Porque de poco sirve curar las enfermedades si por el camino matamos al paciente.

(Extracto. Adaptación libre)


Imágenes: elpolvorin-over.blog.es |detenganlavacuna.wordpress.com| clarin.com| extremaduraprogresista.com

Fuentes: https://thevaccinereaction.org/2019/01/over-4-billion-paid-for-vaccine-injuries-and-deaths/#_edn1

http://elpolvorin.over-blog.es/article-corte-inglesa-concede-compensacion-en-caso-de-dano-por-vacuna-triple-mmr-reconocimiento-record-de-causa-56222597.html

https://www.eresviral.com/virgenes-del-sacrificio-una-pelicula-que-hay-que-ver-sobre-las-chicas-jovenes-que-sufren-graves-danos-por-las-vacunas-contra-el-vph-gardasil/

https://www.elmundo.es/cronica/2015/07/12/559ff73146163f0b2f8b459a.html

https://www.kla.tv/12785

https://www.who.int/immunization/newsroom/thiomersal_questions_and_answers/es/

Los peligros del timerosal de las vacunas

El escualeno, un toxico usado en las vacunas de la gripe A

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.