"Se puede debatir sobre ideas, pero no sobre mentiras" Andrés Herrero

El Brexit y por qué los ciudadanos de todos los países rechazan cada vez más la actual Unión Europea

Vicenc Navarro|28/06/2016

periodistadigital comPor desgracia, las encuestas creíbles y fiables sobre la UE (que son la minoría, pues la gran mayoría están realizadas o financiadas por organismos de la UE o por instituciones próximas), no recogen los datos de la opinión popular sobre la UE según la clase social.

Sí que los recogen por país, y lo que aparece claramente en estas encuestas es que la popularidad de la UE está bajando en picado. Según la encuesta de la Pew Research Center, las personas que tienen una visión favorable de la UE han bajado en la gran mayoría de los 10 mayores países de la UE (excepto en Polonia).

Este descenso, desde 2004 a 2016, ha sido menor en Alemania (de un 58% a un 50%), pero mayor en Francia (de un 78% a un 38%), en España (de un 80% a un 47%). Grecia es el país que tiene un porcentaje menor de opiniones favorables a la UE (un 27%).

El 92% de la población en Grecia desaprueba la manera como la UE ha gestionado la crisis existente en Europa; tal porcentaje es del 68% en Italia, del 66% en Francia y del 65% en España,

Los datos muestran que a mayor renda familiar, mayor es el apoyo a la UE.

Y lo que también aparece claro en varias encuestas es que una de las mayores causas de tal rechazo es el impacto negativo que tiene sobre el bienestar las clases populares, la aplicación de las políticas propuestas por la UE. Esta percepción es mucho más negativa entre las clases populares (clase trabajadora y clases medias, de renda media y baja) que entre las más pudientes.

En realidad, el rechazo, siempre especialmente agudo entre las clases populares, es claramente mayoritario entre la gran mayoría de la población. Ahí vemos que, según la encuesta Pew, países donde precisamente el descenso del porcentaje de población con la opinión favorable de la UE ha sido mayor.

En el Reino Unido el voto de rechazo a la permanencia en la UE procede en su mayoría de las clases populares. Y ha sido un voto no solo anti-UE, sino también y sobre todo un voto anti-establishment británico y, muy en particular, anti-establishment inglés, que concentra los mayores centros financieros y económicos del país.

La popularidad de la UE en el Reino Unido pasó de ser un 54% (ya uno de los más bajos de la UE) en 2004, a un 44% en 2016 (según Pew). En realidad, el Reino Unido es el país donde el porcentaje de población opuesta a dar mayor poder a la UE es mayor (65%) después de Grecia (68%).

esglobal.orgEl maridaje de los aparatos dirigentes de las socialdemocracias con los intereses financieros y económicos dominantes en la UE y en cada país miembro, ha sido la causa. Lo que pasa en Francia, dónde hay un gobierno socialdemócrata que está intentando destruir a los sindicatos (como la señora Thatcher hizo en el Reino Unido), o en España, dónde el PSOE fue el que inició las políticas de austeridad, son indicadores del fracaso de las izquierdas para atender a las necesidades de las clases populares. De ahí la transferencia de lealtades que están ocurriendo, en lo que refiere a los partidos.

Regiones enteras en el Reino Unido han sido devastadas, siendo sus industrias trasladadas al este de Europa, creando un gran desempleo en las regiones. Y la desregulación del mundo del trabajo, acompañada de la dilución, cuando no destrucción, de la protección social, ha creado una gran inestabilidad  y falta de seguridad laboral. En realidad, fueron las políticas del gobierno Blair y del gobierno Brown (1997-2010) las que sentaron las bases para este rechazo generalizado hacia la UE. Tales gobiernos de la Tercera Vía facilitaron la llegada de inmigrantes a los que los empresarios contrataron con salarios más bajos. Y así se inició el desapego con la Unión Europea

(Extracto. Adaptación libre)


Imágenes: periodistadigital.com|esglobal.org

Fuente: http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2016/06/25/lo-que-los-medios-no-dicen-sobre-las-causas-del-brexit/

Deja un comentario