"La impunidad es la libertad del rico" Andrés Herrero

El futuro del bitcoin

María Jesús Vigu Pastur|23/07/2017

Charlamos con Néstor Pavón experto en ciberdivisas conocido como el ‘gurú del bitcóin’.

 ¿Cómo surgió tu interés por el bitcóin?

Yo empecé con el bitcóin en 2012 cuando tenía 16 años. Quería invertir mis ahorros, pero al no tener 18 años, estaba excluido del sistema bancario. Entonces, empecé a buscar alternativas por Internet. Y buscando, buscando, encontré el bitcóin. Me informé sobre sus características, me pareció que era muy parecido al oro e invertí todos mis ahorros ahí, de cabeza.

En el instituto tuvimos que hacer un proyecto sobre empresa para una asignatura. Yo pensé en hacer un fondo de inversión. Y así nació NestorInvestments, un proyecto con los amigos de la clase, el instituto y algunos familiares. Cada uno aportaba un máximo de 20 euros para invertir ese dinero en bitcóins.

Y de ahí, se ha evolucionado a Bitcoin Investors Trust, que es un fondo de inversión con más de 500 socios que invierte en proyectos relacionados con las criptomonedas y que tiene en propiedad varias empresas. Una de ellas, por ejemplo, es BitPhone, que son las tiendas que tenemos en España donde se hace la compraventa de bitcoins. Hay otra empresa, que se llama BTT Fácil, que es la que fabrica cajeros en esa moneda.

 ¿Con qué intención se creó el bitcoin?

Para sustituir al sistema bancario que tenemos ahora. Es una moneda que no está controlada ni por los bancos, ni por los gobiernos ni por ninguna empresa, sino por la comunidad de personas que participan en el sistema bitcóin.

 Y, ¿qué lugar ocuparán las ciberdivisas en el futuro?

Como hay diferentes monedas, cada una de ellas servirá para una cosa diferente. Bitcóin se utilizará para hacer cualquier tipo de pago a nivel internacional. El ethereum, por ejemplo, para realizar contratos entre las partes, llevar a cabo cualquier tipo de votación, etc.

Las criptomonedas han sufrido un duro golpe esta semana y, de hecho, el bitcóin casi perdió la mitad de su valor en un solo día. ¿Cómo valoras esta caída?

Como algo natural. Esto ha pasado toda la vida en la historia del bitcoin. Cuando empieza a subir el precio, causa mucha euforia, porque es algo nuevo, y comienzan a salir noticias en los periódicos y en la televisión… ‘que si hubieras comprado bitcoines en no sé que año tendrías ahora mismo tanto millones’, salen jóvenes multimillonarios que compraron bitcoins hace 5 o 6 años… Esto provoca que la gente compre mucho, y es esta demanda la que provoca una gran subida.

Sin embargo, como todo activo financiero, cuando una cosa sube mucho sin parar, luego se descalabra. Es lo que ha pasado esta semana, que de 2.500 euros ha bajado a 1.600. Pero bueno, ahora, por ejemplo, después de 5 días, está en casi 2.400 otra vez.

El bitcóin va a alcanzar precios muy altos porque la cantidad de bitcoins es limitada y hay una demanda mundial creciente. Es como el oro, pero virtual. La diferencia es que mientras el precio del oro lo controlan los bancos a la baja para que no suba mucho el precio y que así las monedas de curso legal no pierdan su credibilidad, el bitcóin no lo pueden controlar.

Otro factor importante, es que si tú tienes los bitcoines en tu móvil y no haces una copia de seguridad, si el teléfono se pierde o se rompe, esos bitcoins quedan inservibles. Así, de los 21 millones de bitcoins que como máximo puede haber, solo estarán en circulación 19 o 20 millones, porque el resto se perderán por  el camino.

Pero cual podría ser esta cantidad, ¿más de 400.000 euros por unidad?

Sí. Yo cuando entré hace cinco años ya di pronósticos de un millón de euros por cada bitcóin, y que los 4 o 5 millones de personas que tenían bitcoins pasarían a ser multimillonarias, e. incluso creo que ese precio se superará. Y, hasta la fecha todas mis predicciones se han ido cumpliendo.

Las viviendas tienen muy poca liquidez, las acciones solo sirven para especular, pero el bitcóin tiene una utilidad real, que es para hacer transacciones.

La moneda XRP se dedica  principalmente a operaciones internacionales porque permite efectuar pagos casi gratuitos e instantáneos en cualquier moneda, incluidos dólares, yenes, euros y bitcoines. Las transacciones son irreversibles, se realizan sin intermediarios, y no permiten devoluciones. Mediante un algoritmo de localización de rutas, busca el camino más rápido y barato entre dos monedas.

¿La regulación amenaza el futuro del bitcóin?

Eso sería lo mejor que le podría pasar. Muchas personas no entran en el mundo de las criptomonedas porque piensan que es un mercado de narcotraficantes, traficantes de armas y blanqueadores, pero si estuviera regulado, la gente terminaría de entrar sin miedo.

 

Yaiza Rubio y Félix Brezo,  autores del libro  ‘Bitcoin: la tecnología Blockchain y su investigación’, explican el funcionamiento de esta criptomoneda revolucionaria.

¿Qué es el ‘blockchain’ o cadena de bloques?

El blockchain’ es una base de datos descentralizada en la que todos los nodos de la red tienen almacenado la información de las transacciones por lo que alterarla es prácticamente imposible. Por eso, desde el punto de vista de la seguridad, es mucho mejor que cualquier sistema centralizado. Cada ordenador conectado a la red contiene la misma información que otro, en vez de residir en un servidor central.

Uno de los grandes beneficios de bitcóin es que yo tengo el control total de mi dinero. Si yo tengo el dinero en mi banco, al final va a ser el banco quien tenga la última palabra sobre él. Sin embargo, con el bitcóin, están bajo mi control total, aunque tenerlo también conlleve riesgos. Al final, se trata de decidir si quieres depositar la confianza de gestionar tus claves privadas a través de un tercero, o esa responsabilidad es exclusivamente tuya.

¿Quién puede crear estas monedas?

Cualquier persona puede crear una criptodivisa. El problema es hacer confiable al resto de personas esa criptodivisa.

Un bitcóin vale lo que está dispuesto a pagar el mercado por él. Aquí no hay ningún emisor que establezca el precio de la criptodivisa, sino que es la ley de la oferta y la demanda la que lo determina.

Para comprar y vender bitcoins tienen que existir pasarelas de intercambio que te permitan cambiar dólares o euros por bitcoins. O también puedes quedar con una persona físicamente y hacer el intercambio. Hay por ejemplo una plataforma llamada localbitcoins.com en la que puedes quedar con gente que está cerca de tu entorno, le das el dinero en euros o en dólares, por ejemplo, y esa persona te hace la transferencia a la dirección de bitcóin que tú le indiques.

Y luego está el denominado ‘minado’ de bitcoins. Cada vez que alguien hace una transacción en bitcoins, se notifica a los nodos que forman parte de la red, pero esa no se confirma como válida hasta que alguien, llamado ‘minero’, la añade  a la cadena de bloques y la registra en ese libro contable.

Cada minero que es capaz de añadir un conjunto de transacciones obtiene una recompensa, que en este caso, son una serie de bitcoins de nueva generación, que se han ‘minado’, es decir, creado de la nada procesando información con un ordenador.

Cuando se creó el bitcóin, se decidió que la cantidad máxima que se iba a emitir era de 21 millones, ¿este límite sigue existiendo?

Sí, nunca va a haber más de 21 millones de bitcoines. Así se decidió en su protocolo, donde se establecía que el proceso de minería no iba a ser indefinido, sino que la cantidad máxima iban a ser 21 millones.

Hay que tener en cuenta que la cantidad de 21 millones de bitcoines no es real, porque hay mucha gente que desde que nació la criptodivisa hasta hoy la ha perdido porque ha extraviado, u olvidado, sus claves privadas. Por poner un ejemplo, yo en su día tenía 40 céntimos de bitcóin que adquirí en el año 2012. Al perder esas contraseñas, no los puedo utilizar, y esos bitcoines van a quedarse en una cuenta a la que no voy a poder acceder nunca, como si no existieran.

¿Y dónde se guarda este dinero y cómo se gestiona?

Puedes saber perfectamente qué cantidad de dinero tienes en cada dirección de bitcóin que hayas creado. Es muy importante tener en cuenta que la única información pública que todo el mundo puede ver es: de dónde a dónde va ese dinero y a cuánto asciende esa transferencia. Sin embargo, no puedes saber quién la realiza transferencia. Es decir, solo vas a conocer la cantidad de dinero que se mueve de una dirección concreta a otra.

¿Tan difícil es saber quién está detrás de una dirección?

Es muy difícil. Yo puedo generar ahora mismo cientos de direcciones de bitcoins en cuestión de segundos. De hecho, la recomendación de seguridad es no tener almacenado todo el dinero en una única dirección, ya que cualquier error, como puede ser que te olvides de la clave privada o que alguien la obtenga a través del uso de malware, por ejemplo, hará que pierdas todo el dinero. Sin embargo, si lo tienes en más direcciones, es mucho más seguro.

¿Pero el anonimato puede dar lugar a actividades ilegales?

De hecho, la Unión Europea quiere poner en marcha una legislación para que las fuerzas de seguridad puedan buscar o pedir información en las casas de intercambio que están gestionando el dinero de terceros.

El momento de compra es el punto donde el comprador está más expuesto y más difícil es que pueda proteger su anonimato. Cuando compras criptodivisas, lo haces a través de una cuenta de paypal, una visa o una transferencia bancaria donde es obligatorio facilitar todos los datos personales.

¿Y qué cosas se pueden comprar?

Existe una plataforma que se llama coinmap.org en la que puedes consultar cuáles son los establecimientos físicos que actualmente permiten la compra de servicios o productos a cambio de bitcoines. En la red hay numerosas páginas que permiten el pago en bitcoins.

Un problema es que si tú vas a un supermercado y se tardas 20 minutos hasta que la transacción se confirma, está claro que bitcóin no sirve. Aunque es cierto que este tiempo se puede acortar si al hacer la transferencia defines una comisión. Es decir, si abonas una comisión alta vas a conseguir que esa operación sea añadida antes, porque se la va a quedar el minero que la valide.

(Extracto. Adaptación libre)


Imágenes: Ramón Espelt Gettyimages.ru|bitcoin.org

Fuentes: https://actualidad.rt.com/actualidad/244983-nestor-pavon-criptomonedas-bitcoin-ether

https://actualidad.rt.com/actualidad/244949-ripple-rival-bitcoin-ethereum-carrera-digital

https://actualidad.rt.com/actualidad/242286-todo-debe-saber-criptomoneda-bitcoin

 

 

 

Deja un comentario