"La riqueza se hereda y la pobreza también" Vicente Serrano

El descarado robo de las elecciones presidenciales en Honduras

Víctor García Guerrero y Jacobo García |18/11/2017

Debería estar contento el presidente de Honduras porque el último recuento de votos de las elecciones del 26 de noviembre de 2017 le da como ganador, pero igual está inquieto pese a haber sido proclamado oficialmente vencedor.

Algo falla. Anda la oposición denunciando fraude y no precisamente de hackers rusos. Ha sido algo más convencional: a mitad de recuento, el día de las elecciones, cuando el candidato opositor Salvador Nasralla iba claramente por delante, zas, se apagó el servidor. Luego, cuando volvió la informática, ¡oh milagro!, el presidente Hernández había obrado la remontada. Por eso ha habido protestas y agitación, se ha decretado  el estado de excepción con toque de queda, se han registrado al menos 14 muertos y hay más de 800 detenidos.

Con el 57% de los votos escrutados, el candidato de la Alianza de la Oposición, Salvador Nasralla, sacaba 5 puntos a Juan Orlando Hernández, el actual presidente de la República, que optaba a la reelección pese  estar prohibido expresamente por la Constitución hondureña.

El repentino vuelco en el escrutinio, confirma el fraude electoral.

Los observadores de la UE y la OEA, han denunciado graves irregularidades “antes, durante y después” de los comicios. Sostiene la oposición que el fraude es evidente, que se duplicaron actas, que votaron muertos y migrantes. Y que Estados Unidos anda metiendo la mano. Otra vez. Como ya hizo con el golpe de Estado de 2009, cuando al entonces presidente Zelaya le sacaron de la cama a punta de fusil, y sólo le dejaron llevarse el sombrero.

A Zelaya le decían chavista y como apoya a Nasralla, éste pasa automáticamente a ser considerado bolivariano por las malas compañías.

Honduras vivió el pasado viernes 15 de diciembre una intensa jornada de protestas en el marco del llamado ‘paro nacional’ convocado por los seguidores del candidato Salvador Nasralla y del expresidente Manuel Zelaya.

Miles de personas se movilizaron en distintos puntos del país cortando carreteras, quemando llantas y provocando enfrentamientos con la policía. Incluso un grupo de jóvenes prendió fuego a un camión militar en Tegucigalpa. En Ocotepeque y en el departamento de Cortés hubo también  violentos enfrentamientos que se saldaron con 10 uniformados heridos según la prensa local.

EEUU se muestra cauto con Honduras: dicen en Washington que están preparados para trabajar con el justo vencedor. El que sea. Como si no fuese ellos los que lo nombran.

Eso sí que sería una novedad. Y más en Honduras, donde, desde los años setenta, el Tío Sam está presente con balas y dinero para sostener a las oligarquías locales que cuidan de su patio trasero; guerra que ha llevado a Honduras a pasar de tener una de las tasas de criminalidad más bajas del planeta a disputarse la cabeza del ranking global de homicidios: 2.000 asesinatos sólo este año, en su mayor parte impunes.

Como también ocupa Honduras uno de los primeros lugares en las estadísticas de pobreza, que afecta al 64% de su población; miseria de la que no logrará salir mientras se mantenga su democracia corrupta y bananera.

(Extracto. Adaptación libre)


Imágenes: el saltodiario.com|Gustavo Amador EFE|LaPrnesa.hn

Fuente: http://lasoga.org/honduras-fraude-electoral-patio-trasero-ee-uu-13-diciembre-2017/

https://elpais.com/internacional/2017/12/16/america/1513385096_505282.html

https://elsaltodiario.com/honduras/se-esta-cocinando-un-fraude-electoral-en-honduras

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.