"El hombre es libre cuando hace lo que le gusta" Pepe Mújica

¿Hay relación entre el autismo y las vacunas infantiles?

Javier Jiménez (@dronte), Rafapal|18/02/2017

Los Amish constituyen un grupo etno-religioso compuesto por unas 200.000 personas, repartidas principalmente por los estados de Ohio, Indiana y Pennsylvania. Forman pequeñas comunidades cada una  con sus propias prácticas y normas, que se dedican al campo, no usan electricidad, ni automóviles, móviles o radios, y con sus barbas, sus carromatos y sus vestidos pasados de moda exhiben un aire anacrónico, un ritmo lento y un estilo de vida apacible. Los Amish no compiten entre sí, sino que su concepción de la existencia se basa en la cooperación y la armonía.

Sin embargo, no rechazan la tecnología y la vida moderna tanto como a primera vista pudiera parecer. Poseen una industria artesanal encargada de modificar los aparatos eléctricos para que funcionen con aire comprimido en lugar de baterías, hasta el punto de que muchos llaman a sus sistemas neumáticos la electricidad Amish. Además, han adoptado los paneles solares, y se muestran bastante abiertos a las innovaciones.

Como no utilizan automóviles, su nivel de actividad física es muy elevado. Los Amish no toman alimentos envasados ​​ni procesados y cultivan toda su comida con agricultura ecológica. Crían sus propios animales y su comida está libre de transgénicos.

Los Amish presentan una tasa de obesidad muy baja, de tan solo el 3% frente al 31% de EEUU, a pesar de su dieta alta en grasas: mantequilla, carne, huevos y productos lácteos crudos.

Curiosamente, constituyen una población muchísimo más sana, en la que las enfermedades del corazón, cáncer y diabetes son prácticamente inexistentes, pese a no utilizar medicamentos modernos y sobre todo vacunas.

A pesar de la fuerte presión por parte del gobierno, los Amish se niegan a vacunarse mayoritariamente.

Ha habido 3 casos comprobados de autismo entre los Amish, y al menos 2 de ellos habían sido vacunados. El problema podría deberse a la utilización de mercurio (tiomersal) como conservante en las vacunas.

El hecho de que los niños amish no se vacunen ni desarrollen autismo, evidencia una clara correlación que se intenta disimular argumentando que los Amish poseen un gen especial que les hace inmunes a dicha enfermedad.

(Extracto. Adaptación libre)


Imágenes: Wrong-Planet|travessiadasamericanas.com.br|cdn

Fuentes: http://complete-health-and-happiness.com/why-dont-the-amish-get-cancer/?t=MAM

http://www.news-gazette.com/news/local/2017-02-02/life-remembered-former-area-newsman-made-lasting-mark.html

https://www.xataka.com/historia-tecnologica/tecnologia-amish-como-es-ser-el-late-adopter-mas-lento-del-mundo

http://www.rafapal.com/?p=119040

 

 

One Response to ¿Hay relación entre el autismo y las vacunas infantiles?

  1. Chema Gutierrez says:

    Hola, hace ya muchos años en una revista de medicina natural y vida sana, que no tenía publicidad de ningún tipo, “INTEGRAL”, ya se hablaba de estos temas en estos términos.
    La revista ya no se edita en esos términos editoriales y pasa temporadas que ni se edita.
    A día de hoy, se habla de estos temas casi con la intención de detener a los padres que no vacunen a sus hijos, por imperativo legal…. de las farmaindustrias que hacen caja a cascoporro.
    Mas de lo mismo.
    Gracias por estar y difundir.
    Chema

Deja un comentario