"Se vende todo: llevamos al mercado la libertad y la conciencia y ahogamos nuestro sentido moral" Dostoievsky

El velo y el burkini son fruto de una imposición, no de una elección

Nazanín Armanian y Lidia Falcon|19/09/2016

diarioregistradocomPoner el velo a las niñas a partir de los siete u ocho años significa que ya pueden contraer matrimonio, puesto que ya son mujeres. En cuanto a sus obligaciones, aunque sean doctoras en física nuclear, son tratadas por ley como menores de edad de por vida, necesitan el permiso de un varón para trabajar, estudiar, viajar, ingresar en un hospital, casarse, conducir un coche, etc.

Ni siquiera tienen derecho a ser tutoras de sus propios hijos. Eso sí, los códigos penales religiosos les aplican la ley como personas adultas. La niña con velo, tendrá que dejar de jugar, saltar, escalar, bailar o soltar una carcajada en público. Para los fundamentalistas, si una chica se quita el tul, se convierte en una cualquiera, en una mujer pública.

Millones de niñas y mujeres musulmanas son forzadas por las autoridades del Estado o de la familia a llevar el velo como muestra de su obediencia a unas normas, hechas por varones, en cuya redacción nunca les han dejado participar.

Sin embargo, algunas feministas defienden el burka, como un signo de su libertad de elección, cuando se trata de una prenda obscena, peligrosa y humillante que convierte a la mujer en un bulto sin identidad.

En ninguna parte del planeta se ha flagelado, multado o encarcelado a ninguna mujer por no llevar la talla 34, pero sí a aquellas que se han negado a cubrirse con un velo. La sudanesa Lubna fue condenada a 40 latigazos, no por ponerse un bikini, sino por ateverse a llevar pantalones.

La prohibición del burkini debe cumplirse educando y protegiendo a las víctimas, de ninguna manera victimizándolas más. La mutilación genital ha necesitado que transcurriesen más de 30 años para que empezara a prohibirse en la mayoría de países africanos. Las multiculturalistas arguirán que no es lo mismo, que la mutilación genital causa lesiones físicas incurables y atenta contra la salud de las mujeres, pero, ¿acaso el burka y el velo y el burkini no atentan contra su salud psíquica?

No solo se priva al cuerpo femenino de la bendición del contacto con sol, arena y agua, (el burkini  debe producir a sus usuarias un calor insoportable), sino que convierte a la mujer en una persona que debe taparse de las miradas de los demás por ser diferente. En Francia es bastante habitual ver bañistas en las playas vestidas como si fueran a reparar un petrolero. El profeta del desierto que nunca vio más agua junta que la que cabe en un vaso lo quiere así.taringanet3

El cuerpo de las mujeres es pecamnoso y territorio de presa masculino. Al fin y al cabo dominarlo significa disponer de él para el goce sexual exclusivo: se buscan, se compran y se raptan vírgenes, se persigue a la que no lo sea, se lapida y mata a las adúlteras.

Recuerdo como en Marruecos, en Irán, en Irak, en Afganistán y en Egipto en los años setenta, las mujeres vestían con falda corta, pocas llevaban velo y, en consecuencia, porque todo está relacionado, estudiaban y trabajaban en una serie de tareas en público, sin que fueran objeto de agresiones masculinas. Esta regresión del papel de las mujeres musulmanas, y de su atuendo, se produce a partir del desencadenamiento del monstruo fundamentalista

La vestimenta permite distinguir las clases sociales, los sexos y las edades. Existe ropa para las clases pudientes, para los pobres, para las mujeres respetables, para las prostitutas, para las jóvenes y para las viejas.

Muchas luchamos duramente por poder vestir pantalones -¡las jóvenes no lo creerán!-, y por quitarnos las medias de cristal con costura, un invento de tortura de los años 50, por llevar minifalda, por vestirnos como nos diera la gana, por bañarnos con bikini y por tener playas nudistas.

Y ahora, las afortunadas que en occidente disfrutan de esas libertades, defienden que otras deban taparse hasta las cejas por mandato de los ayatolás de turno, en nombre de la libertad de opresión, cuando  ninguna de ellas lo haría.

(Extracto. Adaptación libre)


Imágenes: taringa.net|diarioregistrado.com

Fuentes: http://blogs.publico.es/puntoyseguido/3520/aclaraciones-sobre-el-burkini/ http://blogs.publico.es/lidia-falcon/

Deja un comentario