"La mayoría de la gente prefiere una mentira bella a una verdad fea" Andrés Herrero

Alemania despoja al sur para tapar el agujero de sus bancos

Manuel Ballvé|Yaiza Cabedo| 02/02/2015

apeuropeosorgLos economistas reiteran hasta la saciedad que la imposición merkeliana de austeridad es un error, pero siguen sin entender que se trata de una meditada estrategia del gobierno y la banca alemana para desvalijar al sur de Europa con el fin de tapar el enorme agujero financiero alemán.

Este expolio ha sido posible debido a una desregulación que desde 2000 ha sustituido el capitalismo productivo por un “mercado casino” sin supervisión, en el que ha quedado suprimido el delito de información privilegiada y que funciona mediante apuestas en las que no hay que identificarse.

Esta bolsa privada y sin transparencia, localizada en Nueva York y Londres, está en manos de un cartel compuesto por seis megabancos norteamericanos y seis europeos, todos quebrados y rescatados por sus gobiernos, es decir, por los contribuyentes. Los 5 mayores bancos de EE.UU. han pasado de tener un 17% de los activos financieros en 1970, a un 52% en 2010, o lo que es lo mismo, que lo que antes se repartían más de 13.000 bancos, en la actualidad pertenece a 5.

El verdadero origen de la crisis es un capitalismo de casino que apostó por productos finanieros tóxicos como las hipotecas basura (subprime). Precisamente, el Deutsche Bank fue uno de los mayores implicados, según reveló el Senado americano.

Deutsche Bank tiene gravísimos problemas tanto de capitalización (es el menos capitalizado de Europa) como de exposición al riesgo en el mercado casino. Su exposición en 2013 al mercado de derivados se cifra en 55,605 billones de euros, cifra escalofriante si tenemos en cuenta que todo el Producto Nacional Bruto de Alemania son 2,7 billones de euros. Ello hace que Alemania haya decidido atacar a los países del sur para, por un lado, desviar la atención de sus propios agujeros y, por otro, recuperar sus pérdidas, generando pánico en los ciudadanos, empresas e inversores que, tras los rumores que expandieron acerca de una posible salida del euro de Grecia, y posteriormente de España, lograron deslocalizar miles de millones del sur hacia bancos del norte.

Alemania, además promovió las apuestas contra la deuda del sur. Goldman Sachs asesoró a Grecia para ocultar su deuda y que así lograra entrar en el euro, para después, con esa información privilegiada, apostar junto con el Deutsche Bank a que Grecia se hundiría.

Este giro depredador contra la propia zona euro lo motivó la filtración del informe confidencial del supervisor financiero alemán, el BaFIN,  y fue confirmado por otro de Merrill Lynch, que valoraba en 800.000 millones de euros los activos tóxicos de Alemania en el año 2009. Pero en vez de procesar a los responsables, cerraron filas e iniciaron el descrédito del sur para desviar la atención y de paso sojuzgarlos.

Las Bankias alemanas han sido muchas: Hypo Real Estate fue rescatado con más de 100.000 millones de euros y en 2009 fue nacionalizado en un 90%; el Industriebank (IKB), requirió 10.000 millones de euros de ayudas; los Landesbank (cajas autonómicas), como el Baden-Württemberg, el West o el Sachsen, recibieron unos 150.000 millones de euros; el Dresdner Bank, segunda entidad del país, quebró y fue absorbida por el Commerzbank, que a su vez recibió un rescate de 100.000 millones y cuyo 25% todavía está en manos del Gobierno de Merkel.

Además de estos rescates, Alemania oculta que el Deutsche Bank recibió, solo en 2008, 20.000 millonesde euros  de la Reserva Federal norteamericana a un tipo de interés del 0,01%.

diariodenavarraesUn ataque especulativo opera así. En 2001 los directivos Ackermann y Baumann de Deutsche Bank difundieron rumores falsos de que el grupo mediático Kirch  no conseguiría financiación y no podría pagar su deuda, con lo que provocaron su quiebra. En 2011 la justicia alemana esclareció el asunto, y el presidente Ackermann, íntimo amigo de Merkel, dimitió y propuso una indemnización de 1.000 millones de euros para silenciar el escándalo. Como se ve, antes de Grecia, los bancos alemanes ya estaban curtidos en especular contra empresas alemanas.

Idéntico sistema se está utilizando para desacreditar al sur… ¿cómo se beneficia Alemania de este ataque a España?:

1. Genera rumores para disparar el interés que pagará España cuando pida prestado dinero.

2. Impone privatizaciones de empresas rentables (AENA, Aaeropuertos, AVE, Lotería…) a precio de ganga.

3. Provoca asfixia crediticia para devaluar las acciones de las multinacionales (Telefónica, Iberdrola, Repsol, Gas Natural…).

4. Pero lo más rentable de propagar el pánico financiero, que constituye un delito, es la huida de dinero que provoca el miedo a un corralito. De España solo en ocho meses de 2012 salieron  330.000 millones de euros, cifra “sin precedentes”, según Bloomberg (a los que hay que sumar su equivalente en Grecia e Italia), que fueron a parar a bancos de Suiza, Luxemburgo, Holanda y Alemania…

El escándalo de la manipulación del líbor-euríbor es la última prueba de las prácticas fraudulentas y especulativas de este cartel, que hinchaba artificialmenteel precio al que se prestaban el dinero interbancario, incrementando así el coste de las hipotecas de los europeos. Entre los implicados figuran el Deutsche Bank, Credit Suisse y UBS, junto con Lloyds y Royal Bank of Scotland (RBS), las Bankias del Gobierno inglés.

El Gobierno alemán, el gran desahuciador, pretende apropiarse del capital del sur y España tiene que resistirse y reaccionar para desenmascarar esta política perversa de austeridad. El Tribunal de la UE (caso Sint Servatius, 2009) declaró justificada la restricción a la libre circulación de capitales si “socava el equilibrio financiero de las políticas sociales”.

Con mucha más razón, si tal especulación socava la soberanía económica y la estabilidad de un país miembro.

(Extracto. Adaptación libre)


Imágenes:diariodenavarra.es|apeuropeos.org

Fuente:https://ballbe.wordpress.com/2014/09/03/el-ataque-aleman-desahucia-a-espana-publicado-en-el-pais-29112012-2/

Deja un comentario