"La desigualdad de los individuos ante la ley es la misma que ante la riqueza" Andrés Herrero

Las hojas salen un mes antes que hace 50 años. Entrevista al ecólogo Josep Peñuelas

Raquel Quelart|lavanguardia.com

Los síntomas de que el cambio climático está causando estragos en la Tierra cada vez son más claros. El ecólogo Josep Peñuelas, del Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals (CREAF), busca pruebas que corroboren las repercusiones que el calentamiento global tiene para el Medio Ambiente. Una de ellas es que las flores cada vez son más fragantes. Lo que a priori podría parecer una consecuencia romántica del aumento de temperatura en el planeta podría tener graves consecuencias para los ecosistemas. En el estudio, cuyo investigador principal es Gerard Farré, han participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto de Agricultura y Ciencias Mediambientales de Estonia. Además de dirigir esta unidad con sede en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Peñuelas es autor de diversos libros y de centenares de artículos de divulgación científica, profesor e investigador visitante en diversas universidades extranjeras, ha presidido la Institución Catalana de Història Natural (ICHN), y ha sido miembro del Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible (CADS) de la Generalitat de Catalunya.

– ¿Cuál es la principal evidencia del cambio climático?

– Lo más perceptible para la gente son los cambios en el tiempo en el cual tienen lugar las diferentes fases del ciclo vital de los organismos.

– Explíquese.

– Un síntoma claro de que el mundo se está calentando es que ahora las hojas salen antes, las flores se forman antes, los insectos llegan antes y la nieve se deshace antes.

– ¿Qué lo provoca?

– Nuestra sociedad está basada en la combustión, y como subproducto de esto, se genera dióxido de carbono atmosférico, que cuanto más aumenta, más efecto invernadero genera. Si las hojas salen antes de tiempo, tienen más capacidad de limpiar la atmósfera y de amortiguar el calentamiento del planeta. Tendríamos el doble de dióxido de carbono si no fuera porque las plantas y el mar lo absorben.

– ¿Qué consecuencias tiene para la Tierra?

– El periodo de actividad de los vegetales se alarga, lo que tiene un efecto enorme sobre la productividad de los vegetales; a su vez, esto tiene grandes consecuencias en el carbono que se fija en la atmósfera, lo cual produce un notable impacto sobre el clima y la vida, como las migraciones de gente provocadas por la escasez de comida, que suele desencadenar en conflictos sociales. Es un círculo constante.

– Y es por eso que la primavera llega a menudo a finales de febrero.

– Es consecuencia del cambio climático. Aunque depende de cada especie, las hojas salen un mes antes que hace 50 años.

– Un mes es mucho tiempo.

– Como todos los organismos no responden igual al cambio climático, se crean asimetrías, disfunciones; por ejemplo, cuando hay alimento vegetal para el insecto, este todavía no está o, cuando este está, los polluelos que se alimentan del insecto todavía no han salido de los huevos. Todos estos cambios acaban afectando, por procesos de selección, a la composición de las comunidades de organismos, y esto al funcionamiento del ecosistema global, regional y al biosférico.

– ¿El ser humano está haciendo algo para evitarlo?

– Continuamos consumiendo más de lo que deberíamos, con poca eficiencia y con una población creciente, y todo ello a pesar de que los recursos naturales son limitados. El fosfato es un ejemplo.

– ¿Qué ocurre con el fósforo?

– Países africanos, sudamericanos y zonas de Rusia, como Siberia, no tienen suficientes fosfatos para sus cultivos. Cuando hay problemas de seguridad alimentaria, se generan inmediatamente problemas sociales y de gobernanza política mundial. Y hay que tener en cuenta que las minas de fosfatos son casi un monopolio. Pocos países, cinco, producen el 90%.

– ¿De quién están en manos los fosfatos?

– Principalmente de marroquíes y chinos. Cuando los subministradores que tienen el monopolio hagan algún tipo de presión comercial que impida a los demás países la utilización de fosfatos, tendremos un problema. La realidad es que el precio de los fosfatos subió enormemente en el periodo que el gobierno chino prohibió sus exportaciones.

– ¿De dónde se sacan los fosfatos?

– De minas. El Sáhara es una de las fuentes principal del mundo. De hecho, Marruecos es el primer exportador mundial. A este ritmo, se calcula que a finales de siglo no habrá suficientes fosfatos para la agricultura, y surgirán los conflictos, si es que no surgen antes.

– Este año el verano ha llegado tarde.

– En este caso se trata de la meteorología, no del clima, que es lo que está cambiando. Uno de los efectos del cambio climático es que la variabilidad sea aún más grande, es decir, que haya periodos más extremos de sequía, de inundaciones, de calor y de frío.

– Sin embargo, ¿por qué considera que siguen habiendo escépticos sobre la existencia del cambio climático o la repercusión que este puede tener en el entorno?

– Nadie puede dudar de que en los últimos años ha habido un calentamiento global porque todos los datos lo muestran. Los escépticos se preguntan si este hecho se puede atribuir solo a la acción del ser humano sobre la Tierra. La inmensa mayoría pensamos que sí, basándonos en el conocimiento científico actual de los cambios generados por el hombre, pero el futuro es imprevisible y los escépticos hacen bien en preguntarse si esto seguirá así o no, ya que puede ocurrir que de aquí a los próximos años tengamos otros factores que frenen el calentamiento global, aunque es muy difícil que ocurra. Todo apunta a que seguiremos calentándonos.

– ¿Qué son los Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs)?

– Las plantas no solo intercambian dióxido de carbono, sino también centenares de otros gases, como metanol, acetona y acetaldehído. Además, producto de su metabolismo, emiten muchos hidrocarburos (terpenos), derivados benzoicos y muchos otros compuestos volátiles, que juegan papeles muy importantes en el tipo de vida del planeta.

– ¿Qué importancia tienen estos compuestos?

– Protegen a las plantas del estrés causado, entre otros, por la temperatura y los oxidantes, de patógenos y enfermedades, y también de herbívoros, porque a veces son tóxicos para estos animales, pero otras veces llaman al depredador que se come al herbívoro.

– Las plantas no son tan inofensivas como parecen.

– No, tienen un lenguaje para comunicarse entre ellas y con los polinizadores y dispersadores de sus frutos y semillas, pero también tienen un papel muy importante sobre la calidad del aire y el clima.

– ¿Por qué?

– Estos gases son hidrocarburos que reaccionan con otros gases de la atmósfera, como los óxidos de nitrógeno, y generan ozono y aerosoles, que son muy importantes para calidad del aire y para el clima. Nos preguntamos si la formación de aerosoles no puede generar una especie de retroalimentación negativa, como si toda la biosfera reaccionara contra el calentamiento global emitiendo gases para rebajar unos grados. Entre el 80 y el 90 por ciento de estos compuestos orgánicos volátiles provienen de las plantas y no de los humanos.

– El estudio recientemente realizado por la unidad que dirige concluye que con el cambio climático aumentará la fragancia de las especies florales.

– Cuando la temperatura se incrementa en dos o tres grados, las especies florales aumentan de manera exponencial las emisiones de estos gases. Esto quiere decir que sería un mundo más oloroso.

– ¿Qué otro aspecto importante se desprende de la investigación?

– Como son muchos los compuestos volátiles que generan las flores y cada uno de ellos tiene diferentes propiedades, la proporción relativa de estos compuestos y, por tanto, la señal que emite la flor se altera, de manera que los polinizadores pueden ser engañados y tener problemas para localizar la flor y polinizarla, lo cual es vital para la vida.

– ¿Y además?

– El cambio climático es el más característico del cambio global, pero el atmosférico también es muy importante. Las concentraciones de ozono están aumentando, sobre todo en primavera y verano en regiones como la Mediterránea. Los compuestos generados por las plantas reaccionan con el ozono, lo que quiere decir que los compuestos, y por tanto la señal, se modifican.

– ¿Considera que la sociedad tiene suficiente conocimiento de la importancia de preservar el medio natural?

– La ecología, como ciencia que pretende interpretar el mundo, es desconocida incluso por los mismos ecólogos. Todo el mundo debería tener un mínimo de sentido común. En general, la sociedad está un poco concienciada, lo que pasa es que el día a día hace que no llevemos a la práctica lo que la conciencia nos dictaría y que consumamos en exceso y de manera poco eficiente. Muchas veces no lo practicamos porque somos cómodos y nos dejamos llevar por el mínimo esfuerzo y el beneficio inmediato.

– ¿Tenemos que ser pesimistas?

– No, porque si no nos adaptamos, lo harán otros. La vida está montada sobre el cambio continuo. En miles de años ha habido cambios de todo tipo, y la vida y el planeta siempre han evolucionado. Pero como nosotros solo vivimos en este periodo corto, tendríamos que mirar que fuera lo más saludable posible para todos.


Fuente: http://www.lavanguardia.com/natural/20140728/54412469497/entrevista-josep-penuelas-cambio-climatico-flores.html

Deja un comentario