"Los medios de comunicación han convertido a los seres humanos en estaciones repetidoras de tópicos" Andrés Herrero

Lo que hay detrás del «impeachment» (proceso de destitución) de Trump

Clara López González|15/10/2019

El Partido Demócrata de Estados Unidos acusa a Donald Trump por amenazar al presidente de Ucrania, Volodymr Zelinsky, con retener la ayuda militar americana a ese país, si sus autoridades no emprendían una investigación sobre Joe Biden, ex-vicepresidente de Obama, y principal candidato a las primarias presidenciales del Partido Demócrata para las elecciones de 2020.

Fue a comienzos de 2014 cuando se supo, por la filtración de una conversación telefónica entre Victoria Nuland, ayudante de la Secretaría de Estado, y Geoffrey Pyatt, embajador de EEUU en Ucrania, que el entonces vicepresidente Biden tuvo un papel destacado en el golpe de estado que derrocó al presidente electo de Ucrania, Yanukovich.

Como parte del botín del golpe, perpetrado por Estados Unidos, al hijo del vicepresidente Biden, Hunter Biden, se le premió con un puesto en el consejo de administración de la mayor empresa productora de gas de Ucrania, Burisma Holdings. Pero no fue el único beneficiado.  Un amigo del entonces Secretario de Estado, John Kerry, también se sentó en el consejo de Burisma, y la primera ministra de economía nombrada por el gobierno títere instalado por EEUU y la OTAN en Ucrania, fue la ciudadana norteamericana, Natalie Karesko, banquera, que había trabajado antes en el Departamento de Estado, y a la que se concedió la ciudadanía ucraniana un día antes de tomar posesión del cargo.

Cuando la fiscalía de Ucrania comenzó a investigar la corrupción en Burisma Holdings, Joe Biden admitió abiertamente que, como vicepresidente de EEUU, advirtió al gobierno de Ucrania que, si no deponía a ese fiscal incómodo, le iba a retener una línea de crédito de 1.000 millones de dólares. En palabras del propio Biden, en tan sólo 6 horas logró lo que quería.

Precisamente, de lo que Biden se jactaba entonces es de lo mismo que los demócratas acusan ahora a Trump: de presionar a terceros en beneficio de sus intereses personales. Y es que EEUU acostumbra a manejar su política exterior por medio de sobornos, amenazas y chantajes. Que ese comportamiento de Trump lo califiquen los demócratas como abuso de poder no deja de constituir una hipocresía total.

(Extracto. Adaptación libre)


Imágenes: cnn.com|bloomberg

Fuentes: http://canarias-semanal.org/art/26018/sobornos-y-chantajes-lo-que-no-te-cuentan-sobre-el-impeachment-a-donald-trump

The Untold Story of the Trump-Ukraine ‘Scandal’: The Routine Corruption of US Foreign Policy

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.