"El que piensa con su propia cabeza, necesita maestros, no líderes" Andrés Herrero

Los delitos mediambientales siguen aumentando

Marelise van der Merwe|26/06/2016

almacennuclear wordpress comHace sólo dos años, en 2014, el valor de los delitos ambientales se estimaba entre 70.000 y  213.000 millones de dólares, pero en vísperas del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio de 2016, alcanzó un máximo histórico, situándose entre los 91.000 y 258.000 millones de dólares, aumentando a razón de entre un 5% y un 7%  en la última década, según un informe conjunto del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Interpol,titulado La emergencia de la delincuencia ambiental.

“Esto significa que el delito ecológico – que incluye el comercio ilegal de vida silvestre, los crímenes corporativos en el sector forestal, la explotación y venta ilegales de oro y otros minerales, la pesca ilegal, el tráfico de residuos peligrosos y el fraude de carbono – está creciendo dos o tres veces más deprisa que el PIB mundial “, señalaron sus autores.

En Sudáfrica, unos 200 cazadores furtivos de rinocerontes han sido detenidos desde enero, y cerca de 370 rinocerontes fueron cazados furtivamente en el primer trimestre. La ambigüedad jurídica y la falta de recursos permite a las redes criminales internacionales beneficiarse de un comercio que alimenta conflictos bélicos, devasta ecosistemas y acaba con valiosas especies amenazadas de extinción.

“El news urban360 com mxdinero generado a partir de la explotación ilegal de los recursos naturales sirve para financiar grupos rebeldes, redes terroristas y carteles criminales internacionales.  En la última década, por ejemplo, los cazadores furtivos han matado un promedio de 3.000 elefantes por año en Tanzania.  Lo que supone un beneficio de mercado anual en la calle para los traficantes de marfil de 10,5 millones de dólares, una cantidad que es cinco veces mayor que todo el presupuesto nacional del Departamento de protección de la fauna del país”.

De acuerdo con el informe los delitos ambientales superan con mucho el comercio ilegal de armas pequeñas, que está valorada en aproximadamente 3.000 millones de dólares.  Es la cuarta mayor empresa criminal del mundo tras el tráfico de drogas, la falsificación de documentos y el tráfico de personas.  La cantidad de dinero que se pierde debido al delito ambiental es 10.000 veces mayor que la cantidad de dinero gastado por los organismos internacionales para luchar contra él: de 20 a 30 millones de dólares.

“Como se ha visto en Brasil, una campaña coordinada en todos los sectores, desde la sensibilización de los consumidores, a incentivos económicos, junto con una persecución seria de los delitos, ha logrado reducir la deforestación en un 76% en tan sólo 5 años.

El blanqueo a gran escala del talado ilegal de maderas tropicales de bosques primigenios, utilizando como tapadera plantaciones y empresas ficticias, permite a los delincuentes de cuello blanco venderla mezclada con madera legal o especialmente a través de compañías de pulpa. Más del 80% de las maderas tropicales ilegales que entran en la UE y Estados Unidos lo hacen en forma de papel”.

El PNUMA y la Interpol afirman que el medio ambiente no es la única víctima del delito ambiental, porque “la delincuencia organizada en redes criminales internacionales está utilizando el delito ambiental para blanquear. La minería de oro ilegal en Colombia, por ejemplo, se considera actualmente una de las maneras más fáciles de lavar el dinero del tráfico de drogas”.

(Extracto. Adaptación libre)


Imágenes: news.urban 360.com.mx

Fuente: http://www.sinpermiso.info/textos/los-delitos-ambientales-crecen-mas-deprisa-que-el-pib-mundial

Deja un comentario