"No hay crimen que no sea tolerable cuando es nuestro propio bando el que lo comete" George Orwell

Reseña de La Ciudad del Libro a La Felicidad Tecnológica

Este ensayo aborda la relación que el hombre mantiene con la tecnología y como el capital ha hecho de ella su capataz incondicional. Tradicionalmente, la tecnología había sido el principal agente de cambio de la sociedad y la forma natural del ser humano de interactuar con su entorno e integrarse en él, pero ahora ha dado un salto cualitativo en su evolución y la tecnología se ha convertido en su segunda naturaleza. Estamos a punto de pasar de una tecnología hecha por el hombre a un hombre hecho por la tecnología.

La tecnología en cuanto fuerza surgida de él, nunca resultará inocua, neutral o inocente, por lo que tenemos que dejar de considerarla como un instrumento, renunciando a cualquier ilusión de dominarla o de ser dueños de ella, y estableciendo unos límites razonables para que no nos sobrepase y terminemos prisioneros de sus servidumbres y víctimas de sus excesos.

¿O acaso seguiremos denominando “progreso” a la absoluta tecnificación de la vida humana?… ¿acaso a un grado mayor de tecnología corresponde una cota más alta de felicidad?… ¿no será en nuestra conciencia, mejor que en la tecnología, donde deberemos buscar las soluciones?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.