¡Extra! ¡Extra! El Tribunal Supremo se recurre a sí mismo.

Un portavoz oficial del Alto Tribunal ha declarado que a partir de ahora todas sus sentencias firmes serán movedizas para afinarlas a  gusto de sus patrocinadores.

«Hay que tratar a los bancos como a los aforados o las infantas, para que vean que no existe discriminación alguna y se trata a todos los VIPs por el mismo rasero», ha declarado.


Imagen: Félix Moya Ibarra

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad