La pantallez es la enfermedad audiovisual propia de nuestro tiempo, signo de la modernidad más avanzada.

Pero la imediatez acaba con la profundidad.

La página de papel y la lectura sosegada quedan sólo para los más exquisitos.

Al final los más humanos van a ser los robots.

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad