«No salimos de nuestros países porque nos guste morir, sino porque Europa les roba a los jóvenes africanos su futuro», explica Sani Ladan, analizando las causas de la emigración, y narrando en un impresionante testimonio su propia odisea y cómo milagrosamente logró salvar su vida.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad