Y es que el Supremo Hacedor escribe recto con renglones torcidos. Y total por una contradicción más o menos, no va a quedar mal y defraudar a su parroquia. Pero aunque no se le puedan pedir cuentas, si Noé levantara la cabeza igual no repetía la experiencia.

Desde el principio de los tiempos, lo que Dios ha escrito, que no lo borre el hombre. En todo caso, que lo interprete, que viene a ser lo mismo y resulta mucho más conveniente para sus intereses.

Así que, si creas al hombre, luego no te quejes.


Imagen: Somecards

 

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad