"La resignación es un suicidio cotidiano" Balzac

Miles de niños trasgénero mueren en EEUU a causa del cambio de sexo

Astillas de Realidad, Juan Robles|6/12/2019

Cientos de jóvenes trasgénero buscan ya ayuda para volver a su sexo biológico original después de haber iniciado un tratamiento hormonal, con o sin operaciones. Hoy son un centenar, porque el fenómeno es joven aún, pero dentro de veinte años, habrá miles, decenas de miles, quizá.

Es lo que le ocurrió a Charlie Evans, de 28 años, nacida mujer, que pasó 10 años identificándose como varón, antes de ‘detransicionar’, es decir, de iniciar el regreso a su sexo original, y en base a su experiencia, poner en marcha una organización benéfica destinada a apoyar a los arrepentidos: la Red de Defensa de la Detransición.

«Estoy en contacto con jóvenes de 19 y 20 años que se han sometido a una cirugía de reasignación de género completa y que ahora se arrepienten, puesto que ni han solucionado su disforia de género (desacuerdo con el propio sexo, una condición psicológica, no endocrina), ni se sienten mejor», manifestó Evans a Sky News.

Al menos el 5% de los transexuales se arrepienten de haber cambiado de sexo, aunque el número real podría ser mucho mayor, aunque no se conoce con exactitud, porque cualquiera que se posicione contra la ideología de género es automáticamente señalado, marginado y amenazado por el colectivo LGTBI.

Uno de los primeros en revertir su estado y dar la cara ha sido Walter Heyer, que tras una infancia muy complicada, un cambio de sexo innecesario y una lucha por buscar su identidad, ha declarado que el loby LGTBI manipula a los niños en los colegios para inducirles a ello. Considera la cirugía de cambio de sexo sinónimo de mutilación genital, y el tratamiento hormonal una drogadicción.

“Mis padres me llevaban a casa de mi abuela  que con 4 cuatro años de edad me obligaba a ponerme vestidos de niña y que me alababa por hacerlo por lo que empecé a pensar que para ser aceptado tenía que ser una niña. Mi vida desde entonces fue un infierno, lleno de dolor y abuso de alcohol”.

Otro caso muy conocido es el de Renée Richards (el nombre de mujer que le hizo famoso), nacido Richard Raskind, que fue campeón de tenis en los años 70 y que se convirtió en una de las primeras personas del mundo en someterse a un cambio de sexo.

En una entrevista concedida a la revista ‘Tennis Magazine’ en 1999, Richards confesó:  “sé que en el fondo soy una mujer de segunda clase, y no deseo ser ningún ejemplo a seguir para las personas transexuales. Quiero decir públicamente que hay mejores opciones que destrozarte la vida por la confusión de no saber quién eres”.

A todos ellos, como a muchos otros, se les convenció de que -ser homosexual o lesbiana- era algo imposible de cambiar, pero que el sexo -masculino o femenino- que figura en los cromosomas de cada una de nuestras células y viene determinado por naturaleza, podía cambiarse sin problemas. O lo que es lo mismo, que el género –ser hombre o mujer– es una construcción social y cultural, totalmente artificial, modificable a voluntad.

En los último tiempos los lavabos neutros se han impuesto en muchas partes, especialmente en los colegios, para permitir al alumnado trasgénero poder hacer sus necesidades sin sentirse discriminado. En consecuencia muchas chicas experimentan temor a utilizar el baño y se saltan clases para evitar compartirlo con los chicos.

Karen White, de 52 años, cuyo nombre de nacimiento era Stephen Wood, y que ya había sido condenado antes por pedofilia, alegó en el juicio celebrado en 2016, en el que se le condenó por tres violaciones contra mujeres, que su identidad de género era femenina, a pesar de no haberse sometido a una operación de cambio de sexo y mantener intactos sus genitales masculinos.

Por su condición de trasgénero White fue ingresado en la prisión de mujeres de New Hall (en el norte de Inglaterra), donde cometió al menos cuatro agresiones sexuales más contra reclusas, dos de las cuales admitió ante el juez, y por ello fue trasladado a una cárcel para hombres y sentenciado a cadena perpetua.

Según la cadena pública BBC, existen actualmente unos 125 presos trasgénero en cárceles británicas, de los cuales 60 están condenados por delitos sexuales, y alrededor de 25 cumplen condena en prisiones para mujeres.

Pero los hasta aquí descritos son sólo una ínfima parte de los problemas que afectan a las personas trasgénero.

Un reciente informe de la FDA (la  Agencia de Alimentación y Medicamentos de EEUU) ha revelado que desde el año 2012 hasta el 2019, mas de 6.000 niños han muerto en ese país como consecuencia del bloqueo hormonal inducido químicamente dentro del proceso de reasignación de género, y que varias decenas de miles más padecen serias secuelas.

Entre 2012 y el 30 de junio de 2019, la FDA documentó más de 40.764 reacciones adversas sufridas por pacientes que tomaron acetato de leuprolide (Lupron), un bloqueador hormonal. Más de 25.500 de las reacciones registradas entre 2014 y 2019 se consideraron «graves», incluidas 6.370 muertes, a causa de la interrupción del desarrollo normal del sexo biológico. Con las ventas del medicamento Lupron las grandes farmacéuticas de EEUU se embolsaron 669 millones de dólares solo en 2017.

Un estudio publicado en marzo del año pasado encontró que el número de cirugías de reasignación de género en los Estados Unidos aumentó cuatro veces entre 2000 y 2014, y las clínicas Tavistock y Portman NHS Trust especializadas en ellas han experimentado un aumento del 3.200 % de pacientes en la última década.

El informe recoge también numerosos casos de jóvenes que buscan revertir los cambios inducidos. Pero «la cirugía reversiva y el arrepentimiento de personas transexuales es uno de los temas más espinosos», asegura el doctor Miroslav Djorjevic, el mejor cirujano mundial en reconstrucción genital, que antes de cualquier operación, exige una evaluación psiquiátrica de entre uno y dos años, seguido de un estudio hormonal y terapia.

Un estudio sueco elaborado en 2003 por el Instituto Público de Salud descubrió que las tasas de mortalidad postoperatoria y las tasas de suicidio entre transexuales es mucho mayor que en el resto de la sociedad.

(Extracto. Adaptación libre)


Imágenes: Youtube.com|forumlibertas.com|elmundoes|astillasderealidad.blogspot.com

Fuentes: http://astillasderealidad.blogspot.com/2019/10/los-arrepentidos-del-cambio-de-sexo.html

http://astillasderealidad.blogspot.com/2019/10/el-genocidio-trans-un-escandalo.html

https://www.diarioinformacion.com/internacional/2018/09/11/mujer-transexual-viola-presas-carcel/2061651.html

Un transexual: «El lobby LGTB manipula a los niños para que cambien de sexo»

https://es.theepochtimes.com/cientos-de-jovenes-transgenero-piden-ayuda-para-volver-al-su-sexo-original-dice-informe_538920.html

Aumentan los varones transexuales arrepentidos de haberse amputado los genitales

Hundreds Of Young Trans People Seek Help To Reverse Artificial, Damaging Changes Of Hormone Blockers

Denuncian más de 6.000 muertes por medicamentos suministrados a niños “trans”

2 Responses to Miles de niños trasgénero mueren en EEUU a causa del cambio de sexo

  1. Pingback: Pedro

  2. Pingback: Felipe Sanchez Torres

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.