Si parte de los catalanes desean independizarse de España, no pueden negarse a que, por la misma razón, los catalanes que se sienten y desean seguir siendo españoles se separen de Cataluña.

Si el argumento es que eso es algo que ha de decidir toda la nación catalana y no una parte, entonces también deberá ser toda España la que decida sobre la independencia de Cataluña.

Tan sencillo como eso.

El derecho a decidir es un bien de todos, no solo de los independentistas. Tabarnia supone aplicar la misma lógica de los nacionalistas, pero a la inversa, demostrándoles que donde las dan, las toman.

Y es que nuestros políticos parecen haber olvidado que, como bien señalaba Ortega y Gasset, las federaciones se crean para unir territorios separados, no para aplicarlas a espacios que ya están integrados, porque hacerlo así, sólo genera diferencias, divisiones, enfrentamientos y rupturas de difícil arreglo.

El nacimiento de Tabarnia no significa, en principio, más que un acto de autodefensa de la sociedad civil. Una espontánea reacción ciudadana para sacudirse de encima el totalitarismo independentista.

(Extracto. Adaptación libre)


Imagen: elmundofinanciero.com

Fuente: http://www.elmundofinanciero.com/noticia/72613/analisis-y-opinion/luces-de-tabarnia.html

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad