Un estudio reciente del prestigioso Instituto Salk demuestra que:

  • El covid es una enfermedad vascular, no respiratoria
  • La proteína espiga juega un papel clave en la enfermedad, porque no solo ayuda al virus SARS-CoV-2 a infectar al huésped, sino que además daña las células endoteliales vasculares.

El artículo de los científicos de SalK, Uri Manor, Yuyang Lei, Jiao Zhang, John Shyy y otros, titulado «The novel coronavirus’ spike protein plays additional key role in disease» («La proteína espiga del nuevo coronavirus desempeña un papel clave adicional en la enfermedad»), fue publicado el 30 de abril de 2021, en la revista Circulation Research.

Los investigadores crearon un «pseudovirus», rodeado por la clásica corona de proteínas de espiga del SARS-CoV-2, pero que no contenía ningún virus real, y vieron que la exposición a este pseudovirus provocaba daños en los pulmones y las arterias de un modelo animal, comprobando que la proteína de espiga, por sí sola, es capaz de causar la enfermedad. Las muestras de tejido revelaron inflamación de las células endoteliales que recubren las paredes de las arterias pulmonares.

Más tarde, el equipo reprodujo el proceso en el laboratorio exponiendo células endoteliales sanas a la proteína espiga, comprobando que las dañaba al unirse a la enzima ACE2. Este es el primer estudio que demuestra que el daño celular se produce, en ausencia del virus SARS-CoV-2, cuando las células humanas son expuestas únicamente a la proteína espiga. Lo que significa que la proteína espiga no se limita a facilitar la entrada del virus  en las células humanas, sino que también produce enfermedad vascular.

Como señala el doctor Hyung Chun, cardiólogo de Yale:

«En las autopsias aún no se han encontrado pruebas claras de invasión viral destructiva de los cerebros de los pacientes, lo que ha llevado a los investigadores a considerar explicaciones alternativas sobre cómo el SARS-CoV-2 causa síntomas neurológicos…» 

Y, es que, como indica el informe Salk, «no es la infección viral la que entra en el cerebro, sino la proteína de espiga la que atraviesa la barrera hematoencefálica a través del sistema vascular».

Se trata de un descubrimiento fundamental que pone en jaque a las vacunas de ARNm que obligan al cuerpo a fabricar proteínas espiga para combatir la enfermedad, que es como combatir el fuego con gasolina.

Los animales de laboratorio inyectados con proteína espiga desarrollaron problemas cardiovasculares, y también se observó que la proteína espiga podía cruzar la barrera hematoencefálica y causar daño al cerebro. La proteína de pico es capaz de unirse a receptores ACE2 específicos que se encuentran en las plaquetas sanguíneas y en las células que recubren los vasos sanguíneos. haciendo que las plaquetas se agrupen, provocando coagulación.

«Hemos cometido un grave error, del que no nos hemos dado cuenta hasta ahora: que la proteína espiga es patógena, una toxina en sí misma«, ha reconocido Byram Bridle, inmunólogo, especialista en vacunas, y profesor asociado de la Universidad de Guelph, Ontario, «y que cuando ingresa al torrente sanguíneo, puede unirse a los receptores que están en nuestras plaquetas y en las células que recubren nuestros vasos sanguíneos, provocando que las plaquetas se unen y se produzca coagulación. O puede ocasionar hemorragias. Y, por supuesto, el corazón también se ve involucrado. Por eso estamos viendo problemas cardíacos. La proteína espiga puede atravesar la barrera hematoencefálica y causar daño neurológico. Por eso tenemos miles de efectos secundarios graves desde coágulos sanguíneos y enfermedades cardíacas, hasta daños cerebrales y problemas reproductivos».

(Extracto. Adaptación libre)


Imágenes: astillas de realidad|gospanews.net

Fuentes: https://astillasderealidad.blogspot.com/2021/05/la-razon-de-por-que-combatir-el-covid.html

https://www.salk.edu/news-release/the-novel-coronavirus-spike-protein-plays-additional-key-role-in-illness/

https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCRESAHA.121.318902

https://www.ahajournals.org/doi/epub/10.1161/CIRCRESAHA.121.318902

https://www.lifesitenews.com/news/vaccine-researcher-admits-big-mistake-says-spike-protein-is-dangerous-toxin

https://astillasderealidad.blogspot.com/2021/06/las-nanoparticulas-de-la-vacuna-arnm.html

“Covid-19: Spike-Toxin Inoculated through Vaccines”. Scary Alert by Canadian Immunologist

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad