(Como el video ha sido censurado por You Tube, hay que verlo ahora en Vimeo).

Esta charla impartida por la doctora Karina Acevedo Whitehouse a estudiantes de Medicina del último año de carrera, es fundamental para entender el modo de actuar del virus, el funcionamiento de las vacunas y los riesgos que existen. Aunque sea un video largo, es una de las horas mejor gastadas en informarte.

4′: Cuando no hay claridad en un tema, lo que se genera es desconfianza. La actitud científica implica cuestionar. Es importante no tener dogmas en la ciencia.

6 -36′: Las diferentes familias de coronavirus: MERS -CoV, los SARS-CoV, los rinovirus, catarros… y sus diferencias. Un virus no es más que un conjunto de instrucciones, como si fuera un programa, para generar proteínas, y copiarse. Pero para poder copiarse necesita entrar en una célula.

El SARS-CoV 2 es un virus de ARN, que se conecta con la enzima ACE2 de los humanos mediante la proteína espiga. Esta enzima se localiza en el sistema digestivo, riñón, testículos, etc. La gente que muere por  Covid, lo hace debido a una respuesta inmunitaria excesiva, que genera un cuadro de tromboenbolismos y coagulopatías, que deriva en daño pulmonar, aunque no sea un virus de tipo respiratorio, sino inflamatorio. De los infectados, el 0,23% fallecen, esa es su tasa de letalidad.

39′: Listado de las diferentes vacunas, coadyuvantes, mecanismos de acción y riesgos. Todas ellas autorizadas por razones de emergencia, para ser usadas en la población de forma experimental. Por primera vez no se han probado antes sus efectos en animales.

En 2017 una vacuna de ARNm contra la gripe, probada en ratones, provocó una inflamación severa. Y, es que, la respuesta que induce, puede provocar un cuadro covid, y también ADE (enfermedad magnificada por anticuerpos), cuando por haber mutado el virus, los anticuerpos generados por la vacuna no son capaces de neutralizarla, agravando la enfermedad. Cuando se intentó hacer una vacuna contra el virus SARS-CoV 1, que salió en 2002, 11 estudios independendientes realizados en animales, encontraron que, en todos, se produjo inmunopatología (ADE), fuera cual fuera el tipo de vacuna empleado.

Hace años se intentó hacer una vacuna contra el VIH (el virus del Sida), basada en un vector de adenovirus, y cuando estaba en fase 3, después de haber invertido millones de dólares, se echó para atrás porque se comprobó que se tenía más riesgo de contraer el Sida con la vacuna que sin ella, ya que, en vez de proteger, la vacuna tornaba más susceptible a la enfermedad.

ASIA (Síndrome de autoinmunidad Inflamatorio) es otro síndrome provocado por la exposición a los adyuvantes de las vacunas, que provoca esclerosis, lupus, arttritis reumatoide,  problemas de tiroides, etc.

1h 18′: La mayor parte de la gente controla las infecciones virales con su sistema inmune natural, sin necesidad de estimulación con vacunas. Generar anticuerpos no es la mejor manera de responder a una infección viral, y puede provocar más casos de covid severo. Clínicamente, el covid es indistinguible de una respuesta inmune patológica.

Los científicos no podemos aceptar dogmas. Que la OMS diga que las vacunas son «seguras», se llama argumento de autoridad. Todos los gobiernos han acordado con las compañias farmacéuticas asumir ellos solos la responsabilidad de indemnizar por los daños que causen las vacunas. Pero como la gente que se pone la vacuna, está participando «voluntariamente» en un experimento, tendrá difícil obtener una compensación.

En resumen:

  1. No se conoce la eficacia de la vacunas para evitar enfermedad severa y muerte por Covid19.
  2. La vacuna más efectiva (95% de RR, riesgo relativo ), no protege a 95 de cada 100 personas, sino a menos de 1 de cada 100 (1% de RA, riesgo absoluto).
  3. Las vacunas contra Sars-Cov1 en modelos animales demostraron que es común la inmunopatología (problemas autoinmunes), así como los problemas por Amplificación Mediada por Anticuerpos (ADE).
  4. Se sabe que las vacunas con Adenovirus (AdV) pueden incrementar el riesgo de infectarse con Sida (VIH).
  5. No hay testeo (con estudios publicados) en personas mayores de 65 años, ni en niños, ni en embarazadas, ni con vacunas combinadas.
  6. Hay reportes de muertes post-vacunales y efectos muy serios.
  7. No parecen proteger suficientemente contra las nuevas variantes, ni evitan los contagios y la transmisión de la enfermedad.
  8. Si alguien muere o es afectado por alguna de estas vacunas experimentales, las compañias farmacéuticas están absueltas de toda responsabilidad por los gobiernos.

Una vez que sabes las cosas, ya no hay vuelta atrás, ni te puedes callar, porque entonces te vuelves cómplice. Y eso que he recibido presiones, y sufrido insultos y amenazas por hablar.


Fuentes: https://www.youtube.com/watch?v=Tfw2kGvaJEg (censurado por la plataforma y ya no visible)

https://t.me/akashacomunidad de Telegram

 

[Video] Análisis de las Vacunas experimentales Covid19. ¿Son seguras? ¿Son eficaces? ¿Son necesarias? ¿Podrían producir enfermedades auto-inmunes?

Haz clic para acceder a riesgo-beneficio-vacunas-covid.pdf

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad