Leyes criminales

Leyes criminales

Ya basta de sacralizar la ley: la ley constituye una herramienta, no un valor supremo. Las leyes son normas para regular la convivencia, pero que en ningún caso pueden situarse por encima de la vida de las personas ni atentar contra su dignidad.

Egoísmo y solidaridad

Egoísmo y solidaridad

El egoísmo atiende a la supervivencia del individuo y sus intereses particulares, en tanto que la solidaridad responde a la supervivencia del grupo y sus intereses generales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad