"Quiero parecerme a mí misma" Julianne Moore, actriz

Neuronas emergentes

Celebraciones patrióticas

Andrés Herrero|17/10/2015

La suma de guerras, batallas, heroísmos y atrocidades nacionales constituye un sangriento festín difícil de digerir, en el que cada país puede reclamar con pleno derecho su parte, pero que concede pocos motivos de satisfacción para disfrutar de él y, todavía menos, para festejarlo, porque ninguno se salva.Read More

La independencia de Cataluña: ¿proyecto de izquierdas, de derechas, o de centro?

Andrés Herrero|4/09/2015

Las bondades de los nacionalismos se me escapan; representan la antítesis del espíritu solidario, la forma más baja y primaria de egoísmo colectivo.

Bajo sus bonitos discursos se ocultan los intereses más mezquinos. Todos, sean del signo que sean, utilizan los vínculos que se crean espontáneamente, los legítimos sentimientos de apego a la tierra, a las raíces, a los lugares, personas y costumbres que nos resultan familiares para sembrar la discordia y, en situaciones extremas, arrastrarnos a la guerra.

Dejemos de defender territorios y empezemos a defender personas. Nos irá mejor.
Read More

La peligrosa deriva de Podemos

Andrés Herrero|22/07/2015

El punto de inflexión de su evolución lo representó la Asamblea de Vista Alegre, donde Podemos pasó de ser una herramienta para cambiar la sociedad, a convertirse en una maquinaria electoral para llegar al gobierno.Read More

La Revolución Pendiente

Andrés Herrero|18/06/2015

Ninguna persona comprometida por más altas que sean sus miras y por más que trabaje y se esfuerce, podrá nunca sustituir y hacer la parte que corresponde a los demás.Read More

Violencia y No-violencia en Gandhi

Andrés Herrero|2/04/2015

La explotación es la esencia de la violencia. El trabajador no solo debe recibir un salario justo, sino que su tarea no puede ser un oficio de esclavos. La no-violencia no consiste en someterse servilmente a la voluntad del tirano, sino al contrario, en oponerse a sus abusos con toda energía.Read More

Prisioneros del euro y la deuda

Andrés Herrero|12/02/2015

Si la troika obliga finalmente a Grecia a marcharse, se descubrirá todo el pastel: que yéndose del euro no pasa nada, que no solo no se hunde ni desaparece el país, sino que lo que se anunciaba como un castigo bíblico y una pesadilla, no era más que una gigantesca mentira, repetida hasta la saciedad.Read More